REDUCIENDO LOS IMPACTOS DE UNA POTENCIAL INVASIÓN DE LEONES EN LAS ISLAS ATLÁNTICAS BRASILEÑAS

RRF ha respondido a un llamado urgente para controlar la llegada del pez mariposa al sitio del Patrimonio Mundial de las Islas Atlánticas de Brasil, que, sin una intervención rápida, corre el riesgo de diezmar este ecosistema marino de clase mundial.

El archipiélago de Fernando de Noronha se encuentra en el Océano Atlántico Sur. Este importante sitio respalda los procesos biológicos de la región y las ricas aguas son lugares vitales de reproducción y alimentación para los atunes, tiburones, tortugas y mamíferos marinos. El archipiélago se encuentra en el límite extremo sur de los corales en el Océano Atlántico y alberga varias especies de coral endémicas. El mayor número de aves marinas en el Atlántico occidental también se concentra en estas islas.

La invasión de pez león en el Caribe ha demostrado ser un desastre biológico. Carecen de depredadores naturales y se reproducen muy rápidamente. Los peces león son depredadores voraces y pueden devastar las poblaciones locales de peces que mantienen el ecosistema de los arrecifes de coral.

Aprendiendo de las difíciles lecciones en el Caribe, donde las acciones comenzaron muy tarde, RRF otorgó una subvención de $28,700 a Projeto Conservação Recifal (PCR) para mitigar el problema antes de que se establezcan las poblaciones de pez león. Aunque no se han corroborado las posibles observaciones del pez león a principios de 2018, la preparación temprana es inestimable para minimizar el impacto de una potencial invasión.

El proyecto está monitoreando los arrecifes de coral e inspeccionándolos para detectar la presencia de peces león. Si es necesario, implementará una eliminación rápida junto con los gerentes locales. Se podría establecer un sistema participativo de detección y monitoreo de pez león con tiendas de buceo locales y una plataforma en línea configurada para registrar cualquier ocurrencia de pez león. Esto proporcionará información temprana sobre cualquier llegada de pez león, y ayudará a las autoridades de gestión a centar los esfuerzos de mitigación de manera adecuada.

Las actividades de sensibilización en Fernando de Noronha están creando conciencia sobre el pez león y la amenaza que representa para el arrecife. La PCR está instruyendo a los pescadores locales sobre las técnicas de pesca de la especie, para que puedan, si es necesario, contribuir a controlar las poblaciones en el futuro, más allá del curso de la subvención. El proyecto también está desarrollando modelos para predecir posibles escenarios de invasión del pez león en el archipiélago e identificar las áreas más susceptibles (basándose en aspectos ecológicos, físicos y oceanográficos). La idea es que las áreas más susceptibles requerirán un seguimiento más frecuente.

Estas rápidas acciones tienen como objetivo reducir los impactos de una posible invasión del pez león que podría conducir a un colapso catastrófico del ecosistema. La colaboración con los pescadores locales y las organizaciones de buceo también actuará para reducir los posibles impactos económicos y sociales negativos del pez león, asegurando los recursos de los que dependen sus industrias. En última instancia, esto protegerá el sitio del patrimonio mundial de las Islas Atlánticas de Brasil, que es de gran importancia para la vida marina en todo el Atlántico Sur.

Reduciendo los impactos de una potencial invasión de leones en las islas Atlánticas Brasileñas