LA RESERVA DEL BOSQUE ATLÁNTICO EN PELIGRO

Situada en la provincia argentina de Misiones, entre Paraguay y Brasil, la Reserva de la Biosfera Yabotí forma parte del bioma de la selva atlántica, uno de los puntos de mayor biodiversidad del mundo.

La gran extensión de bosque atlántico, con sus 236.613 hectáreas, le otorga importancia ecológica mundial, proporcionando un hábitat único para plantas y animales, como yaguaretés, tapires y águilas arpías, entre otras especies amenazadas.

Sin embargo, en este último año se ha producido un aumento espectacular de la caza furtiva de fauna silvestre y extracción ilegal de flora nativa, incluido un aumento en el número de cazadores furtivos fuertemente armados. La frontera de la Reserva de la Biosfera se extiende a lo largo de la frontera nacional con Brasil, lo que significa que estos cazadores furtivos vienen tanto del interior de Argentina como del otro lado del río, desde Brasil, lo que aumenta la intensidad de la amenaza.

Los guardaparques han observado un aumento agudo y drástico del nivel y la sofisticación de las actividades ilegales, con más armas de fuego confiscadas, grupos más grandes trabajando juntos, un uso incrementado de desplazamientos motorizados (versus el uso de caballos o a pie) y la aprehensión de cazadores furtivos con cantidades preocupantemente grandes de carne silvestre.

El monitoreo del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO y los inventarios del Proyecto Zorro Pitoco, una iniciativa liderada por la Universidad Nacional de Misiones que trabaja en esta región con el gobierno local y el personal de la reserva, han informado de fuertes descen-sos tanto en las especies de carnívoros (jaguar, puma, ocelote, tirica y zorro pitoco) como de las de presas (por ejemplo, tapir, pecarí labiado, pecarí de collar y paca), existiendo pruebas de la matanza masiva de animales de rebaño como el pecarí. Sin una rápida intervención, la supervivencia a largo plazo de la rica biodiversidad de la Reserva está en peligro.

Los guardaparques provinciales y una fuerza de élite contra la caza furtiva, establecida por el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables (MEyRNR), estan empeñados en impedir la caza ilegal en la reserva. Sin embargo, la inestabilidad económica de Argentina ha dado lugar a que se disponga de recursos limitados para estos equipos de lucha contra la caza furtiva por lo que se necesita urgentemente apoyo adicional para hacer frente a la creciente amenaza.

Por lo tanto, el RRF ha concedido 29.168 dólares a la iniciativa del Proyecto Zorro Pitoco a través de la Universidad Nacional de Misiones. Esos fondos serán destinados a proporcionar insumos para el trabajo en el monte, como equipo vital de comunicación, ropa de protección y reparación de vehículos, a fin de permitir un aumento de la cobertura e intensidad de las patrullas. El objetivo es crear un efecto disuasorio mediante una presencia mayor y más eficaz de equipos contra la caza furtiva en la Reserva.

El personal del proyecto seguirá prestando su apoyo al MEyRNR, para demostrar el valor de aumentar los recursos e idealmente aprovechar el apoyo adicional en el futuro. Se espera, por tanto, que este esfuerzo concertado no sólo reduzca la amenaza inmediata, sino que además instaure una base bien firme, a largo plazo, para manejar la presión de caza furtiva sobre la vida silvestre.

La reserva del bosque atlántico en peligro